"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Más reciente

Repetidos – Por: Fernando Araújo Vélez

Repetimos fechas, nombres, mandamientos, sin entender que nos han hecho repetirlos para que todo se repita, y que detrás de cada nombre y cada fecha están la academia oficial, la literatura oficial y el periodismo oficial. Repetimos lo que los profesores repiten, que repiten lo que los libros repiten, y nos hundimos en ese torbellino de repeticiones creyendo que la vida es repetir, producir, volver a repetir y seguir produciendo. Así, más vale tener un cartón que aprender, más vale llegar a la meta que descubrir el camino, y el ideal es repetir los tips que nos escupen desde los periódicos para ser felices, para olvidar, para amar, para aprender, para viajar, para escribir, para leer, para vivir.

Repetidos en el Espectador

Feria del libro y mi puto libro

Aloe Blacc – The Man

Supervivencia en lunes de…

10 cosas que no sabías de Stan Lee

PASOS DE MENTES CON MAGIA

PASOS DE MENTES CON MAGIA

Escrito por:

Ronald Andrés Rojas López

Profesor ITC Lenguaje 2017

¿Por qué celebrar un día del idioma? ¿O mejor, una fiesta del lenguaje? Gracias a la creación de símbolos es posible evadir la realidad para vivir en la imaginación, crear los denominados mundos posibles, como en el momento en que se debaten las opiniones del otro; cuando se cuestionan las ideas, teorías y sinsentidos de los adultos y encargados del poder. Se vive el lenguaje cuando gritamos en silencio, con esa mirada traviesa que no se conforma con el mundo que nos rodea. Celebramos hoy, la mística de la palabra, de la imagen, del canto, de la danza, de la escultura, de los colores y los trazos. Este día es un llamado para el reto de pensar, crear, compartir, imaginar y todo aquello que es posible en el acto quimérico de la expresión humana.

Curioso y paradójico resulta que se celebre el idioma, un concepto enmarcado por tintes normativos y reglamentaciones arbitrarias, mientras que el verdadero español, no aquel proveniente de Europa, sino el nuestro, el latinoamericano, es una mezcla infinita de intenciones, expresiones, dialectos y demás elementos de la diversidad cultural y lingüística de nuestro continente. Curioso y paradójico es hablar del idioma en honor a Cervantes, si es un portador de la lengua de la colonia extranjera, bañada en las aguas de barcos de viajeros adversos al mito precolombino. Curioso y paradójico hablar de Shakespeare en este día, si el bardo británico sólo dominaba el inglés, con un vocabulario inculto, plagado de faltas gramaticales y múltiples mensajes camuflados. Curioso y paradójico hablar de día del idioma y día del libro, si la gente sólo lo recuerda en las redes sociales, cuando podría sentarse libremente a leer una obra prohibida o redactar una botella lanzada al destino impredecible del mar.

Ahora bien, nuestra escuela conmemora el lenguaje en 2017, influenciada por las ideas de Francia, país natal de la libertad y la rebeldía como pasión. ¿Qué sería de la cultura sin el inconformismo, el diálogo de ideas, el fomento de las artes, el cuestionamiento al poder, el placer de los actos prohibidos, el erotismo de lo oculto, y de nuevo, el canto a la libertad? La literatura francesa posee una tradición de ruptura y seducción.

Público divergente y retador, pido a ustedes un minuto de atención:

Antoine de Saint-Exupéry et son ami, le petit prince, nous ont dit: « Les Etoiles sont éclairées pour que chacun puisse un jour retrouver la sienne » ; « c’est le temps que tu as perdu pour ta rosse qui rend ta rosse importante ». Et aussi, on écoute la voix d’Andrés Bloom : « Mon voyage est dessiné avec les couleurs de la liberté. J’ai l’espoir d’embrasser votre histoire une autre fois. Vous, la sourire de la magie et la lecture de mes nuits ».

Gracias a todos por leerse como escritores de su propia y fantástica realidad.

La TeLe LetaL himno de la postverdad