"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Un mundo infeliz: el futuro de la humanidad

Pronosticar, dice Harari, que en el siglo XXI los sapiens intentarán alcanzar la amortalidad, la dicha y, por tanto, la divinidad no es original ni visionario, pues son los ideales tradicionales del humanismo liberal, que prevaleció sobre los otros dos, el socialista y el evolucionista. Lo malo es que las nuevas tecnologías poshumanistas quitarán el sentido a ese sueño.

En efecto, esa misma capacidad de establecer redes de colaboración y, en últimas, de datos, multiplicada sin límites, llevará al final del humanismo. Harari menciona que la visión neodarwinista demostró que los sapiens somos, como los animales y las plantas, organismos electrobioquímicos que funcionan con algoritmos determinados por una constitución genética que refleja presiones evolutivas emparejadas con mutaciones aleatorias. Al combinarla con la teoría de la inteligencia artificial de Alan Turing, nociones como la libertad, el libre albedrío y el individuo quedan como recuerdos míticos.

Artículo completo en:

Un mundo infeliz: Harari

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s