"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Mito del origen del Piglia escritor

Se sabe que todo escritor es antes que nada un lector. Al mito del origen del Piglia escritor debe antecederle el del lector. En las páginas que introducen a los diarios propiamente dichos, el argentino nos revela ese inicio. Tenía 16 años y estaba enamorado de Elena, una compañera del colegio. Una tarde caminaban juntos y ella le preguntó qué estaba leyendo. Él, en el afán de no quedar en offside, porque no estaba leyendo nada, recordó el libro de Camus que había visto en la vidriera de la librería del barrio esa misma mañana y respondió con firmeza: La peste. Ella se entusiasmó y se lo pidió prestado. Era imposible negarse, en aras del cortejo. Se lo llevaría al día siguiente al colegio. Desesperado, compró un ejemplar y se quedó toda la noche despierto leyéndolo y marcándolo: “Había descubierto la literatura no por el libro sino por esa forma afiebrada de leerlo ávidamente con la intención de decir algo a alguien sobre lo que había leído”.

Artículo completo en:

Homenaje a Piglia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s