"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Capitán, esta partida desgarra nuevas lágrimas… Esteban Páramo

Capitán, esta partida desgarra nuevas lágrimas, así son casi todos nuestros encuentros, la ironía radica en que siempre fuiste una fuerza de esperanza, hoy decides morir y me siento impotente al ser incapaz de darte algo de todo lo que me has brindado.

Capitán, en breves mensajes aprendí todo de la vida, o por lo menos de mi vida, en pantalla observaba trozos de mi alma, vuestras aventuras son la fuerza para no desfallecer ante la soledad, la inconformidad y el letargo. Las ventanas se obstinan en evitar mostrar mi deseo de paisaje mas tu voz y decisión abrazaban la creencia del nuevo día. Desde niño lloro sonriendo en tu presencia, tu eterna presencia me conservará siempre como niño. 

Capitán, al igual que con el quijote he vivido un par de tus actuaciones, he saltado con tus deleites y tus miedos, he sufrido tus enemigos y gritado en silencio cuando el día no deja más que tropiezos. 

Capitán, ya sabes que Victoria te conoce, siempre ha sabido de vos, eres responsable de mi amor a ella y del tesoro naciente al contemplar su belleza, tienes los trucos para conquistarla, los mismos usados cada vez que vuela.

Capitán, la solitaria compañía de la nada, recibe remedios proporcionados por tus alas. El lamento se justifica cuando se asume el color de los sueños. Testigo eres de la luna, los crímenes, los errores y los secretos; en esos días de muerte acompañaste las súplicas y todavía acepto el reto. Confidente eres del amor por arcoíris, quimera anhelada de nunca jamás, gran travesía y tierno anhelo, no hay registro de ese encuentro mas tú sabes el porqué del silencio.

Capitán, he vuelto del exilio a escribir esta palabra, quizás la leas en compañía de la abuela, ustedes se han ido y mi vista se convierte en tormenta, ojalá sigan de mi lado y protejan cual costumbre, esta loca y honesta senda. Confieso que cada letra de esta carta es una lágrima verdadera, quiero decirlo todo, sin embargo la tristeza no cesa. Es un honor ser vuestro aprendiz.

En memoria de Jack, Andrew, Sr Kittin, Dr. Adams y de las noches, las tardes, las sonrisas y las lágrimas. Eterno Robin Williams.

 

Esteban Páramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s