"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Deseo y castigo a priori

Deseo y castigo a priori

Veleidad esquiva a mis tiempos,

castigo observarte desde la barrera,

sucio caballero a los ojos de tu corte,

nuestra escena, frágil e ingenua quimera.

Seguridad inconsciente en tu andar,

fulgor y arrebato en la presa tus labios,

camaleónicos besos escapando en tus versos,

depravado lector a la distancia,

tuyo soy.

Desvelo en prisión,

grito silencioso al contacto de miradas,

imaginas la vida y los juegos de risas,

diviso el pecado, el asalto efímero,

la condena eterna y tu cuento de princesa,

cuyo dragón y príncipe,

no soy yo.

Te leo en mis espejismos,

descontrolas mis certezas,

enloqueces mi tranquilidad

y destruyes a las de tu género.

Sos hidalga de lo imposible,

os embriagas en mi ausencia,

desconoces mi delirio,

te fugas a tu antojo,

de repente un te quiero.

Esteban Páramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s