"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Alberto Montt – Caricaturas

Alberto-Montt-2

El dibujo se volvió un asunto serio cuando estaba en el colegio. Confiesa que pasaba las clases dibujando y llenando los cuadernos –que todavía conserva– de monstruos y robots. A pesar de la distracción siempre lograba buenas calificaciones. Fue así como descubrió que entraba a un estado de conciencia especial que le permitía escuchar de manera atenta a los profesores. Otra influencia fue el contacto con el arte, los libros y discos que había tenido gracias a sus 16 tíos por parte de mamá.

Al graduarse como bachiller su primer intento fue el arte. Dos años después dejó la carrera porque “no representaba ningún tipo de reto intelectual, era mecánico”. Luego se inscribió en diseño y abrió su propia empresa para dedicarse a ilustrar. Cuando obtuvo el título,  Alberto decidió que le hacía falta “el ruido de autos”. Empacó maletas y viajó a Chile.

http://www.kienyke.com/historias/alberto-montt-un-fenomeno-en-las-redes-sociales/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s