"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

Vigilia

Vigilia

En el resguardo de la madrugada,

canto tu nombre en silencio,

el recuerdo de tu piel me arropa,

la ventisca de tu deseo me quema.

es el rumor de tu encuentro,

el susurro de tus labios golpea

la raíz de mis pies

y me elevas.

Eres mujer indescifrable,

inquieta en tu libertad serpenteante,

tranquila y punzante,

en el abrazo de mis confidencias.

Poso mi ser en la quimera de tu presencia,

la imaginación ha fracasado,

nuestra realidad en franca lid

colmó este amanecer con un ruego:

contemplarte en la arcadia de un beso,

quizás tres.

Esteban Páramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s