"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

FUGA DE MEDIO AÑO

Fuga de medio año

Ruidosa la rueda corroída

 irrumpe la risa con su rutina

tic-toc tic-toc,

el único rumor en esta camilla

Subí arriba del cielo,

aunque nunca viví la vida.

Ausente, lejana, desaparecida;

así será el alma mía.

Sus ojos en la ventana,

mi pecho lento,

la mirada perdida.

Su boca brillante

despidiendo sinceras y puras melodías.

En el jardín a las 3 p.m

siempre recuerdo su compañía.

Tic-toc tic-toc,

el único rumor en esta camilla.

Su ausencia igual al desaliento,

mi tristeza como una condena.

La  luna siempre recorrió sus ojos,

esa luz siempre para mí ajena.

La pipeta arcoíris viene enajenando

la pluma que estos versos comanda.

Aparece ya,

es momento de tu arribo

¿recuerdas la conversación en la almohada?

Esa voz melódica,

flores vivían en tu cabello,

piel de chocolate,

de seguro es una dama.

Esta vida basada en la muerte,

este todo basado en la nada.

Absurda esta lógica de pensarte,

soy sin reconocer el reflejo en la ventana.

En verdad, eres la mujer que siempre soñé,

superior a la expectativa.

Voy a conocer el juicio,

creo que pasaré a mejor vida.

Saluda a tu dinosaurio parlante,

hasta siempre mujer alada.

Esteban Páramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s