"(…) aquel que besa una alegría en vuelo vive en la eternidad de la aurora". William Blake

RETRATO

RETRATO

¿A qué se refiere la humillación? ¿Acaso el vuelo de la mariposa no debió conocer el claustro de la crisálida, la sensación del fango, la imposibilidad de movimiento libre, los señalamientos de los otros y todo aquello implicado en la existencia de la larva?

¿Qué dice el diccionario sobre ser miserable? ¿Acaso el desprecio a lo banal, el deseo de tesoros no reales, el desprecio ante lo universal y la defensa de la identidad en momentos cuando la muerte tan solo es una observadora (vendrá pero no cortará las cuerdas del destino), son acciones oprobiosas? En caso de serlo, ¡Arriba el pecado! ¿Acaso la prevención ante los espejismos reduce la esencia y nos remite al patíbulo de la agonía? ¡Por favor! “allez-les migrateurs”, conocedores de la sed en la rutina; empero, decantadores del néctar de la pena.

¿Qué ocurre con el ridículo? Yo conozco las espinas del hado, he vivido sin respirar; las llamas han consumido mi presente pero el poder de la sonrisa lo ha instaurado como postales del pasado. ¿Acaso valoramos segundo a segundo el trabajo de diástole y sístole, la energía de la sinapsis y la erupción pulmonar? El sin sentido y la desaprobación adquieren valía si el orgullo eleva su bandera mientras la confabulación universal, el azar y sus dados conservan la posibilidad de escoger ante el dilema de las puertas.

Esteban Páramo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s