"Cause the sweetest kiss I ever got is the one I've never tasted"5S

Más reciente

Soy – Fernando Pessoa

“Soy un evadido desde que nací, me encerraron dentro de mí. Sí, pero me escapé. Mi alma me busca pero me doy a la fuga. Y así me escondo tras la puerta, para que la realidad cuando entre, no me vea. Tengo una incertidumbre: ¿El alma está encerrada
en el cuerpo o el cuerpo es prisionero del alma?”

FERNANDO PESSOA en la obra:

LOS CINCO ENTIERROS DE PESSOA de JUAN CARLOS MOYANO ORTIZ

NI MIERDA P’AL ENEMIGO

Keep walking, stay hungry…

Desnudarnos – FERNANDO ARAÚJO VÉLEZ

Rasgarnos. Romper nuevos y viejos lazos para concluir que querer, yo te quiero, es una palabra vacía que pocas veces va acompañada de lealtad, solidaridad, sacrificio. Abusamos de ella y abusan de nosotros, aunque tanto abuso jamás sea tipificado como delito, porque los abusos más dolorosos, los lentos, repetidos, como gotas de lluvia, jamás son delito, simplemente porque quienes multiplican esos abusos son los mismos que hacen las leyes. Repetimos te quiero, te quiero, pero sólo queremos cuando hay diversión, risas, trago y festejos de por medio. Queremos los pétalos, no las espinas. Queremos la fiesta, no la resaca. Queremos el perfume, y somos tan ruines que hasta al olor y su recuerdo les hemos puesto un precio y una marca.

Completo en:

http://www.elespectador.com/opinion/desnudarnos

Cien años de dadaísmo -CARLOS GRANÉS

Los dadaístas fueron el ariete que se lanzó en contra de ese sistema de valores. Su poderoso impulso se llevó por delante el sentido, la lógica, las jerarquías estéticas y los valores de las generaciones precedentes. No fue rápido, desde luego. Los dadaístas hacían antiarte y malvivían. Eran marginales y nadie compraba sus obras, pero su irreverencia resultaba seductora; más importante aún, contagiosa. Decenas de jóvenes se sintieron apelados por esa nueva actitud vital. En Berlín, en Barcelona, en París se reproducían las veladas antiartísticas. Lo que empezó como una gesta de una decena de jóvenes despuntaba como el horizonte estético y vital de una generación.

Completo en:

http://www.elespectador.com/opinion/cien-anos-de-dadaismo

La maldición de leer – JULIO CÉSAR LONDOÑO

El buen lector es un vampiro al que ya le cuesta encontrar plasma de calidad.(…)

(…) Estas cosas debe saberlas un promotor de lectura y revelárselas a los jóvenes que engatusa con el cuento de hadas de que la lectura es tan divertida como un brownie con helado un sábado por la tarde.

Completo en:

http://www.elespectador.com/opinion/maldicion-de-leer

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 165 seguidores