Cronos lanza pronto tus dados y permite contemplar esa sonrisa una vez más. 5S

Más reciente

Muere el romance

Carta de Lord Byron a Teresa Guiccioli

Agradecimiento a Alicia Misrahi por su recopilación en “Cartas ardientes”.

Carta de Lord Byron a Teresa Guiccioli

22 de Abril de 1819

Queridisimo Bien mío- tu queridísima carta que hoy he recibido me ha proporcionado el primer momento de placer desde tu marcha. Al sentimiento que expresa tu carta corresponde el mío en demasía. Me será bien difícil responder en tu bella lengua a las expresiones dulcísimas que merecen ser respondidas más con hechos que con palabras: pero confío en que tu corazón sabrá sugerir qué y cuánto querría decirte el mío. Quizá si te amase menos no me costaría tanto expresar mis pensamientos, pues ahora he de superar la doble dificultad de expresar un dolor insoportable en una lengua para mí extranjera. Perdona mis desatinos, cuánto más bárbaro sea mi estilo tanto más se parecerá a mi destino lejos de ti.

Tú que eres mi único y último Amor, tú que eres mi único deleite, la delicia de mi vida, tú que fuiste mi única Esperanza, tú que fuiste, siquiera por un momento, toda mía, te has ido, y yo me quedo aislado en la desolación. He aquí en pocas palabras nuestra historia!. Es un caso común, que habremos de sufrir como tantos otros, pues el Amor no es nunca fácil, pero nosotros habremos de sufrir más porque tus circunstancias y las mías son igualmente fuera de lo ordinario, pero no quiero pensar en esto, amemos,

….. amemos ahora cuando amando se puede ser correspondido.

Cuando el amor no es soberano del corazón, cuando no se le subordina todo, cuando por él no se sacrifica todo, entonces es Amistad, Estima, lo que quieras, pero ya no es amor. Tú me juraste tu constancia, y yo no te juré nada; veremos quién de nosotros será más fiel. Acuérdate, cuando llegue el momento en que ya no me quieras, de que de mí no recibirás recproches; es cierto que sufriré, pero en silencio. Conozco demasiado el corazón del hombre, y quizá también un poco el de la mujer. Sé que el sentimiento no depende de nosotros pero que es la cosa más bella y frágil de nuestra existencia, de modo que cuando sientas por otro lo que has sentido por mí, dímelo sinceramente; no te importunaré, no te veré más, envidiaré la felicidad de mi rival, pero no te causaré molestia alguna.

Sin embargo, te hago una promesa: tú me dices a veces que soy tu primer Amor Verdadero, y yo te aseguro que tú serás mi última Pasión. Bien puedo esperar no enamorarme más ahora que para mí todo se ha vuelto indiferente.

Antes de conocerte, muchas me interesaron pero nunca una sola; ahora te amo a ti, y para mí no hay otra mujer sobre la tierra. Hablas de llanto, y de tu infelicidad; mi dolor es interno, yo no derramo lágrimas, has unido a tu brazo una imagen que no merece tanto; pero la tuya está en mi corazón, ha pasado a formar parte de mi vida, de mi alma, y si hubiera una vida después de ésta incluso allí serías mía.

Sin ti,¿ Adónde estaría el paraiso? Antes que el cielo privado de ti preferiría el infierno de aquel gran hombre que está enterrado en tu ciudad, con tal de que fueras para mí como Francesca con su amante.

Dulcísimo Bien mío, tiemblo escribiéndote, como temblaba cuando te veía, pero ahora no con aquel suave pálpito. Tengo mil cosas que decirte, y no sé cómo decirlas, mil besos que mandarte y ay de mí!, cuántos suspiros!, Amame, no como yo te amo, porque esto sería hacerte demasiado infeliz. Amame, no como yo merezco, porque esto sería demasiado poco, sino como tu corazón te dicte. No dudes de mí. Soy y seré siempre tu más tierno amante.

Byron

  1. Cuánto más feliz que yo será este folio que dentro de pocos días estará en tus manos- y quizá incluso lo lleves a tus labios! con esta esperanza lo beso antes de que parta. Adiós, mi Alma.

Canción de mier… Homenaje al 12 de octubre

Sos digna de un te…

Ante el eclipse y la tormenta, lo único que acató en escribir fue: Sos digna de un te…E.P.

Verás el eclipse lunar en la madrugada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 159 seguidores